Avemarep  
 

 








 

 

Liderazgo y gerencia

Enviar a un amigo Imprimir
15/12/2019
Cómo prepararte para la siguiente crisis financiera
Fuente:   Entrepreneur.com

La pregunta no es si habrá crisis o no, sino cuándo Cuando escuchamos la palabra "crisis" o "recesión" empezamos a sentir el ya clásico hoyo en la panza y vemos cómo se añade otra preocupación a nuestra vida cotidiana. Lo peor del caso es que la mitad de los analistas financieros dicen qué esto es lo que se supone va a pasar (la catástrofe apocalíptica).

Entonces, ¿qué podemos hacer para prevenirnos de los vaivenes económicos? Aquí te dejo cinco recomendaciones que pueden ayudarte a que tu bolsillo esté blindado ante las tempestades económicas que pudieran venir.

1. Reduce tus deudas hasta dejarlas en CEROS Durante una crisis las tasas de interés suben y eso sí que va a afectar tu economía. Deja de gastar dinero que no tienes y sé financieramente inteligente. Debes adquirir todos tus artículos de consumo con dinero que ya tengas y no con préstamos, porque todo lo que compres a crédito inevitablemente te saldará más caro. No te acostumbres a ver el crédito como parte de tu ingreso, porque es justo lo contrario. Así que reduce a cero tus deudas y más sin son bancarias. Por ejemplo, si debes en una tarjeta de crédito y sólo pagas el mínimo te tardarás entre cuatro y seis años en liquidarla, y eso pensando que no volvieras a usarla jamás.

2. Haz un plan de ahorro Pero que esta vez sí que sea en serio y que no termines sacando el dinero a los dos meses de empezar tu ahorro. Esto te va a permitir hacer patrimonio pese a los movimientos que vengan. Cuando no permites que el dinero esté trabajando un rato no logras hacer patrimonio. El dinero es como una semilla que debes de trabajarla, cuidarla, abonarla y, sobre todo, no sacarla de debajo de la tierra, sino esperar que dé su fruto. Debes permitir que el dinero crezca de la misma manera y en el ínterin cuidarlo y protegerlo. Aprende a sentarte sobre el dinero, es decir, no lo toques y menos lo malgastes. • Para saber más: ¿Quieres aprender a gastar menos y a invertir mejor tu dinero? ¡Asiste al Money Fest en el MIDE!

3. Utiliza instrumentos financieros adecuados Hay muchos instrumentos financieros a tu disposición: unos regulados y otros que están en la oscuridad total. Obviamente los regulados son menos riesgos, pero eso no quiere decir que los no regulados sean malos, simplemente que debes de prestar mucha más atención sobre sus riesgos inherentes (millones de madres mexicanas han ahorrado desde hace siglos a través de las tandas, por ejemplo). Algunos de los instrumentos regulados que puedes usar son los fondos de inversión. Cuando ingreses tu dinero en alguno de estos pide que te digan hasta qué monto está protegido tu dinero por una autoridad como la Secretaría de Hacienda o la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) - para saber si quieres colocar más dinero del protegido-, cuáles han sido los rendimientos pasados y qué comisiones tienen. Las aseguradoras tienen productos que pueden ser ahorro e inversión. De hecho, la gran mayoría cuenta con Planes Personales de Retiro (PPRs). Así que no sólo puedes ahorrar, sino también asegurarte a ti y tus seres queridos. Las Afores también son instrumentos que te dan buenos rendimientos y tu dinero está resguardado en empresas privadas altamente reguladas (las Afores no son del gobierno, por cierto). Otro lugar donde puedes ahorrar son los Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) o la deuda del país y en México lo puedes hacer a través de cetesdirecto.com. La tasa que te otorga es conocida como la “libre de riesgo” y lo mejor de todo es que no te cobra comisiones. Así que hay muchas maneras de ahorrar sin pasar por la tanda o el colchón.

4. El dinero va en diferentes plazos A mucha gente le causa conflicto la palabra “ahorro”, pero qué tal si la cambiamos por “objetivos”. Entonces es más fácil decir que estás persiguiendo un objetivo, en lugar de estar ahorrando. No sólo puedes tener una meta, sino varias y para diferentes momentos de tu vida. Así que debes contar con ahorro a corto (para menos de cinco años), mediano (más de cinco y menos de 20 años) y a largo plazo (más de 20 años). Definir bien el tiempo de estos ahorros te permitirá saber qué instrumento es el que más te conviene, qué riesgo te atreves a tomar y qué liquidez requieres. Antes de ponerte a buscar instrumentos financieros debes de establecer tus objetivos lo más claramente posible. • Para saber más: Cómo tener el súper poder de ahorrar (sin morir en el intento)

5. No te estreses demás por las noticias económicas y financieras que no entiendes y sólo hacen que tu mente crea que ya viene el fin del mundo No se va a acabar el planeta y en lugar de andar pensando que se va a caer la Bolsa y el dólar va a llegar a 100 pesos, haz un plan de finanzas personales que sí puedas controlar, que sí puedas mejorar y sí sea TOTALMENTE tu responsabilidad. La pregunta no es si habrá crisis o no, sino cuándo. Las crisis son parte normal de la economía. Así que tú tranquilo.

Es el momento de poner en orden tus finanzas personales porque si aumentas tu educación financiera, créeme, no verás una crisis financiera como una tragedia sino como una oportunidad.

Alice Pasqual vía Unsplash

 

Levi Alvarado Economista/MBA, agente de seguros, haciendo finanzas fáciles. 

https://www.suicidandoalgodinez.com/quienes-somos

https://www.entrepreneur.com/article/340513

 

Volver al Boletin

<< Volver a la página anterior