Avemarep  
 

 








 

 

Liderazgo y gerencia

Enviar a un amigo Imprimir
15/12/2018
La soluciĆ³n al absentismo y al presentismo laboral
Fuente:   rrhhdigital.com

Tanto el absentismo como el presentismo laboral son las dos caras de una misma moneda que está afectando a la productividad de muchas empresas, privadas y públicas, e impactando negativamente en la generación de patrimonio, impuestos, etc. El absentismo como el presentismo no debería de suceder dentro de ningún tipo de negocio.

Sobre todo porque estas personas no garantizan una excelente atención a sus clientes y proveedores.

¿Cuáles son los conceptos del absentismo y presentismo?

Pero antes de continuar hay que tener muy claro los conceptos de absentismo y presentismo. Aunque en esencia son el mismo problema, tiene sutiles diferencias que deben tenerse en cuenta si se quieren aplicar verdaderas medidas preventivas y correctivas:

Absentismo Laboral

Se refiere a la ausencia total del empleado en su puesto de trabajo.

El absentismo laboral puede ser total (si falta durante toda la jornada laboral) o parcial (si falta unas cuantas horas de su jornada total), así como continua y ocasional.

Presentismo Laboral

Es considerado por muchos como una forma solapada de absentismo laboral. En el presentismo el empleado está presente en su puesto de trabajo cumpliendo su horario laboral, pero no está desempeñando sus funciones, sino que realiza cualquier clase de actividad ajena a su trabajo.

Incluso simplemente no hace nada productivo, realiza labores personales o ejecuta trabajos para otra empresa que no es la suya. Tanto en el absentismo como en el presentismo laboral, el trabajador no está cumpliendo sus funciones para las cuales fue contratado, problemas que cuestan millones a las empresas españolas cada año.

Tanto el Instituto Nacional de Estadística (INE) como la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) señalan que 893.000 empleados faltaron diariamente a sus puestos de trabajo solamente en el último cuatrimestre de 2017. De ellos 623.000 justificaron sus faltas por razones médicas, pero 247.000 no dieron ninguna explicación válida.

Este elevado absentismo representó un gasto de 76.449.000.000 de euros en ese mismo período, el cual se calcula en base a las licencias médicas y al dinero que se deja de producir por absentismo. En cuanto al presentismo laboral, es un poco más complicado de señalar debido a que el empleado está presente en su sitio de trabajo y puede disimular su inoperatividad.

Pero de acuerdo con Adecco, el 50% de las empresas españolas reconocen que al menos un 10% de sus empleados son presentistas. No obstante no todos los casos de presentismo laboral se deben a la falta de honestidad del trabajador, sino que en muchos casos se debe a un problema de concienciación sobre las buenas prácticas laborales en las empresas.

Esto se ve reflejado en el presentismo laboral por razones de enfermedad. Aquellos empleados que acuden a sus trabajos estando enfermos. Bien sea por sentido de responsabilidad o porque sus empresas no apoyan al empleado enfermo ni reconocen la necesidad de un período de reposo, los trabajadores acuden a sus puestos pero no trabajan efectivamente porque están enfermos.

Al respecto hay que señalar que España es, junto con Francia, uno de los países con mayor índice de presentismo laboral por causas de salud (62%). De los cuales el 51% de los trabajadores españoles aseguran que han acudido a trabajar con dolores en el cuello, el 26% con dolores en los brazos y muñecas (como consecuencia de la postura frente al ordenador) y el 21% con dificultades en la vista.

Estos problemas de salud impiden al trabajador desempeñar adecuadamente sus tareas, por lo que están presentes en sus empresas y a la vez ausentes de sus funciones. En este sentido, las empresas y los empleados deben realizar mecanismos efectivos para diferenciar el absentismo justificado del que no lo es, además de detectar, prevenir y corregir el presentismo laboral. ¿Cómo controlar el absentismo y presentismo laboral?

Controlar el absentismo y presentismo laboral no es fácil. Sobre todo cuando el empleado ya se ha vuelto un experto en presentismo o porque logran justificar su falta. Es por eso que las empresas deben poner en práctica ciertos recursos y herramientas que pueden reducir considerablemente las tasas de absentismo y presentismo laboral. El presentismo laboral es imposible eliminarlo con un simple aparato controlador de asistencia, porque ese no es el problema de los “presentistas”.

En este caso la gerencia de Recursos Humanos puede diseñar la presentación de informes diarios, semanales y mensuales, en la cual el empleado junto con su supervisor directo presenta reportes sobre sus actividades diarias, logro de metas y otorgamientos de incentivos por el logro de las metas.

Si el presentismo se debe principalmente a que el empleado acude enfermo, entonces la empresa debe aplicar políticas de salud preventivas y correctivas para garantizar la salud de sus empleados, proporcionándoles el correcto reposo y garantizar entornos laborales seguros.

De esta manera, se puede disminuir el presentismo con trabajo efectivo. Ahora bien, en cuanto al absentismo laboral hay otros sistemas que lo reducen eficientemente. Según la web Cucorent.com hay sistemas de control de asistencia 100% seguros y fiables, como los sistemas de reconocimiento facial, controles de presencia a través de huellas dactilares, etc.

También hay relojes para fichar la hora de entrada, sistemas de acceso autónomos (que pueden regular la llegada puntual de los trabajadores), control de rondas para vigilantes (aplicables a centinelas y demás trabajadores que deben cumplir con recorridos en una instalación), entre otros.

Está demostrado que estos sistemas de control de presencia disminuyen notoriamente el absentismo laboral, lo que reducirá las pérdidas económicas y aumentará la productividad de la empresa. No obstante nunca está de más motivar a los empleados a cumplir con sus funciones, escuchar sus quejas y resolver sus problemas.

De esta manera se logra prevenir el absentismo y presentismo, logrando que los empleados se sientan motivados a trabajar y producir sin necesidad de estar sometido a sistemas de control.

Los sistemas de control de presencia laboral son los grandes aliados de las empresas que buscan mejorar su productividad e impulsa a toda la organización hacia el éxito.

La decisión está en las manos de los gerentes, quienes tienen ante sí la responsabilidad de mantener la producción empresarial en sus más altos niveles.

Volver al Boletin

<< Volver a la página anterior