Avemarep  
 

 








 

 

Liderazgo y gerencia

Enviar a un amigo Imprimir
11/10/2017
Claves para un liderazgo inspirador, sin importar estilo
Fuente:   Acción Preferente

Hay muchas formas de construir esa confianza.

Deja atrás la típica imagen de liderazgo de una persona empaquetada, vestida en un traje gris y acarreando un gran maletín.

Los líderes sobresalientes de hoy en día vienen en todas las formas y tamaños. 

Ella podría ser una estudiante de marketing que usa jeans, dirigiendo una gran compañía de comercio por internet desde su dormitorio en la universidad.

Él podría ser el próximo Steve Jobs, canoso y descalzo, presentando un dispositivo revolucionario en una gran conferencia de la industria.

1. Enfrenta los desafíos

Los grandes líderes son lo suficientemente valientes para enfrentar situaciones difíciles y abordarlas con honestidad. Ya sea el atravesar por una crisis en los negocios o hacer que empleados con problemas vuelvan a enfocarse, los líderes eficaces hacen frente a estos retos abiertamente. Una comunicación constante con tu personal, y el informarles tanto de las buenas noticias y de cómo la compañía está reaccionando a los cambios contribuyen a que tus empleados sientan que confías en ellos y que es poco probable que los sorprenderás con noticias desagradables. “Los rumores cerca de la cafetera son usualmente 10 veces peor que la realidad,” dice Handal. “Los empleados necesitan ver a sus líderes confrontando la realidad directamente.”

2. Gana su confianza

Los empleados son más leales y entusiastas cuando trabajan en un ambiente dirigido por personas en quienes confían. Hay muchas formas de construir esa confianza. La primera es mostrar a tus empleados que te importan, dice Handal. Interésate en ellos más allá de la oficina. Recomienda no fisgonear, pero sí puedes preguntarle a tu empleado sobre la graduación o el juego de baseball de su hijo. Hazle saber a tus empleados que te interesa su éxito y discute posibilidades de carreras con ellos de forma regular. Cuando los empleados, vendedores u otros cometan errores, no los recrimines con enfado. En cambio, explícales de forma calmada el por qué sus acciones o comportamientos no fueron correctos y que es lo que esperas de ellos a futuro. Handal dice que cuando las personas saben que no los regañarás y que te interesa lo que es mejor para ellos, ellos confiarán en ti.

3. Sé auténtico

Si no eres del tipo que usa trajes, no intentes serlo. Los empleados y otros que lidian con tu compañía podrán ver si estás pretendiendo ser alguien que no eres, dice Handal. Eso los hará cuestionarse en qué otras cosas puedes no ser auténtico. ¿Te apasionan los zapatos extravagantes? Úsalos. ¿Eres un presentador histriónico y entusiasta? Hazlos reír. Usa tus puntos fuertes y rasgos de personalidad para crear tu estilo personal de liderazgo, dice.

4. Gana respeto

Cuando te comportas de una manera ética y das el ejemplo de los rasgos que quieres ver en otros, te ganas el respeto de quienes te rodean. Los líderes que “predican pero no actúan” no llegan muy lejos, según Handal. Esto contribuye a que los empleados y otras partes interesadas se enorgullezcan de la compañía y se pongan la camiseta por ella, lo cual es una parte esencial del compromiso, dice Handal. Además, los clientes son menos propensos a hacer negocios con una compañía si no respetan sus valores o liderazgo.

5. Mantente curioso

Los buenos líderes se mantienen intelectualmente curiosos y comprometidos con el aprendizaje. Son inquisitivos y siempre están a la siga de nuevas ideas, datos, información e información. Y los nuevos métodos pueden venir de muchas partes por lo que siempre están atentos a los sitios o personas que puedan darles información y con ello una ventaja. “Los líderes más exitosos que conozco son personas realmente muy curiosas. Se interesan por las cosas que los rodean y eso contribuye a su visión,” dice Handal.

El artículo original fue escrito por Gwen Moran para Entrepreneur. http://www.accionpreferente.com/estrategia/  Por Antonia Merino

Volver a Liderazgo y Gerencia

<< Volver a la página anterior