Avemarep  
 

 








 

 

Liderazgo y gerencia

Enviar a un amigo Imprimir
11/10/2017
Diez formas de construir una cultura de compañía creativa
Fuente:   Acción Preferente / Estrategia

No importa el tamaño de tu compañía, su industria o su presupuesto, ciertos cambios en el entorno y el comportamiento son casi una garantía para mejorar los resultados creativos de tu equipo, atraer al talento adecuado y finalmente mover tu compañía más allá de lo que hoy puedes imaginar.

A continuación te dejamos 10 ingredientes para cambiar la cultura de tu compañía, los cuales he aprendido trabajando en el negocio creativo.

1. Construye un lugar de trabajo inspirador SQUARE-0041 Todo comienza con el lugar de trabajo. ¿Recuerdan esos cubículos que surgieron en los años noventa? Espero que no. hay un motivo por el que rápidamente se volvieron obsoletos. En el mundo de hoy, centrado en el diseño y en el uso, las compañías deben moverse de manera rápida e innovar constantemente, y eso no sucederá estando detrás de un cubículo color gris y una luz de oficina aburrida. Espacios amplios, salas acogedoras, ventanas grandes, cocinas agradables e instalaciones prácticas como duchas o estacionamiento de bicicletas es lo que está de moda. Pero si incluso no estás construyendo una oficina desde cero, agregar muchas pizarras y marcadores además de poner a disposición de tu equipo hermosos computadores u otros productos tecnológicos dará el espacio necesario para sus procesos creativos.

2. Concede horarios de trabajo flexibles Si bien los horarios establecidos permiten poner orden, la musa creadora no puede simplemente estar inspirada entre las 9 a.m. y las 5 p.m. Las personas tienen diferentes ritmos que las hacen ser más o menos productivas a ciertas horas. Para algunas personas, las mejores ideas surgen en medio de la noche o durante un almuerzo largo cuando la mente se relaja. Por ejemplo, en el mundo de la tecnología, es común para las personas que sus momentos más productivos sean en la madrugada. Por lo que es probable que elijan ir a dormir después y trabajar bien en las altas horas de la noche. Si quieres alentar la productividad y la inspiración, permite que haya un horario de trabajo flexible para los miembros de tu equipo. La flexibilidad también atrae a una serie de personas creativas (incluyendo a los padres) con intereses variados y comprometidos.

3. Otorga días de vacaciones ilimitados o-WORK-OFFICE-VACATION-facebook Una de las formas seguras de conseguir la inspiración es tomando un respiro del trabajo. Es más probable que la inspiración llegue cuando las personas están libres de la rutina diaria y los mismos alrededores y motivadas por nuevos estímulos. Piensa en todas esas veces en las que has tenido una idea brillante en un vuelo o mientras ibas en un tren. Es de mucho valor tomarse uno o dos días libres para descansar en casa, caminar sin rumbo por un nuevo vecindario de tu ciudad o llevar a los niños de paseo por el día. Ofrecer a tu equipo días ilimitados de vacaciones, y para ti también, no solo alienta a quedarse en casa o ir un día a la playa sino que también los lleva a un viaje experimental a lugares lejanos que pueden llevar a las personas a nuevas maneras de pensar.

4. Arma un equipo diverso Muchos dueños de empresas creativas por lo general se quejan de que les cuesta encontrar buen personal. Quizás lo que están tratando de encontrar es una réplica de sí mismos. Asumen de manera incorrecta que al tener un profesional gemelo multiplicará su negocio de la noche a la mañana. Pero a menos que estés tratando de recrear el modelo de fábrica de Ford, más copias de uno no son la clave para crear una compañía innovadora. En lugar de eso, arma un equipo diverso cuya fortaleza radique en la variedad de la experiencia de trabajo de los miembros, además los antecedentes culturales y educacionales de cada uno.

5. Pon a tu equipo en primer lugar podio-team-2011-720x479 Para tener una verdadera cultura de compañía creativa, tu equipo debe ser tu mayor prioridad. Si bien puedes creer que tus clientes van en primer lugar, sigue el ejemplo de directores ejecutivos como Richard Branson, de Virgin Group, y Tony Hsieh, de Zappos, quienes han demostrado que poner a su equipo en primer lugar hace felices a los clientes e incluso a los accionistas.

6. Recompensa por tomar riesgos Ahora que has dado más espacio y tiempo a la creatividad, anímalos aún más recompensándolos por tomar riesgos. Piensa en las compañías que te inspiran. ¿Cuántas de ellas alcanzan el éxito siguiendo la tradición y obedeciendo las reglas? El armar tu propia compañía fue un gran riesgo. Entonces, ¿por qué no rodearte de personas que toman riesgos para así poder ampliar tu visión? Compañías como Google, que es conocida porque sus empleados dedican un porcentaje de su tiempo de trabajo en realizar sus propios proyectos aparte, se dedican a alentar el comportamiento de toma de riesgos dentro de un ambiente controlado. Las grandes ideas no surgen de la estabilidad.

7. Fomenta el desacuerdo readImage Nada combate la autocomplacencia mejor que el desacuerdo. No tienes que declarar una guerra interna en la oficina o crear desacuerdos psicológicos. No, el desacuerdo entre los profesionales es la base del debate y el debate es exactamente lo que se necesita para asegurarse de que la compañía está constantemente dando lo mejor de sí.

8. Intenta aplicar la resolución de problemas en grupo En una compañía pequeña, las personas normalmente deben ayudarse entre otras para finalizar los proyectos grandes. Alguien del equipo de diseño puede que termine trabajando con alguien de soporte técnico. El crear una situación en la cual personas con diferentes habilidades, conocimientos y perspectivas deban trabajar juntas puede generar el mejor tipo de creatividad y puede provocar grandes avances en la manera de pensar.

9. Sé directo boss-talking-620jt080212 Deja de lado la diplomacia. Permite que las personas digan lo que sienten. Anima a los miembros de tu equipo a hablar abiertamente en lugar de preocuparse de ser amables o de si van a lastimar los sentimientos de otros. Crea una cultura en la que los empleados le hacen preguntas difíciles al otro sin ser defensivos. Esto asegura que las personas no serán complacientes y estarán pensando y hablando constantemente acerca de los asuntos más relevantes y haciendo las preguntas más inteligentes.

10. Concede autonomía e inspira responsabilidad En una pequeña compañía con una gran visión, incluso los empleados que recién están comenzando tienen grandes responsabilidades. Dales espacio para que generen grandes expectativas y además concédeles autonomía para tomar sus propias decisiones (con un mínimo de orientación). Esto creará un ambiente de iniciativa y perseverancia que apoya fuertemente a la creatividad.

Punto adicional: recuerda el factor diversión article-2524089-192D5ECB000005DC-894_634x419

¿Quizás recuerdes las temidas fiestas de vacaciones corporativas y las reuniones semanales insoportablemente largas? Bueno, hay un motivo por el cual trabajas en un negocio pequeño en vez de una negocio corporativo gigante.

Aparte de los grandes beneficios que tiene, como la flexibilidad, es simplemente mucho más divertido. Aún así, a veces los dueños de las pequeñas empresas tienden a replicar el modelo de trabajo corporativo con el que están familiarizados para promover la productividad y un sentido de seguridad del trabajo en los miembros del equipo. Olvida todas las reglas.

Organiza happy hours divertidos, haz regalos y otorga experiencias significativas y haz bromas en la oficina. Un ambiente de trabajo divertido genera un nivel de confianza donde la creatividad fluye de manera más libre. Además, un trabajo divertido les da a tus empleados el derecho de jactarse. Y quién sabe, tal vez así puedas atraer a otros grandes talentos para que se sumen a tu equipo.

 

 Por: José Antonio Camacho - http://www.accionpreferente.com

 

<< Volver a la página anterior